Inspirada en proyecto de Detroit, profesora de la universidad de Madonna lleva concepto de 'casas diminutas' a Toledo

La construcción de las dos primeras casas pequeñas en Bluff Street Village, una comunidad de casas diminutas en Toledo, Ohio, se completó recientemente y los residentes se mudaron allí. La profesora asistente de la Universidad de Madonna, Sarah Jo Twitchell, Ph.D., forma parte del comité de planificación para el proyecto, que se inspiró en uno similar encabezado por Cass Community Social Services en Detroit. (Fotos de Laurie Bertke | Especial para Detroit Catholic)

Tiny Homes transforma vidas y revive comunidades, dice un educador que trabaja para hacer una realidad el que personas de bajos ingresos en Toledo tengan casa propia

TOLEDO, Ohio — Una pregunta apremiante que enfrentan Detroit y otras ciudades del Rust Belt con poblaciones en disminución es: ¿qué podemos hacer con todos esos lotes baldíos en vecindarios residenciales?

Durante una experiencia de aprendizaje de servicio con sus estudiantes de la Universidad de Madonna, Sarah Jo Twitchell, Ph.D., conoció por primera vez el concepto de casas pequeñas como una respuesta.

La profesora asistente de trabajo social y sociología de la Universidad Católica de Livonia estaba investigando con su clase hace varios años en Cass Community Social Services justo cuando la organización sin fines de lucro de Detroit comenzaba a trabajar en su iniciativa Tiny Homes Detroit. Twitchell estaba intrigada por el proyecto, que fue el primer desarrollo de casas pequeñas de alquiler y luego compra en los Estados Unidos.

Cass Community Social Services está construyendo 25 casas de entre 250 a 400 pies cuadrados en lotes baldíos en el noroeste de Detroit. El proyecto ofrece un camino hacia la propiedad de la vivienda para los residentes de ingresos extremadamente bajos, quienes alquilan las viviendas por $1 por pie cuadrado cada mes. Al final de los siete años, la propiedad se transfiere a los individuos.

Sarah Jo Twitchell, Ph.D., profesora asistente en la Universidad de Madonna, forma parte de la comunidad de planificación para un desarrollo de casas pequeñas en Toledo para residentes de bajos ingresos.

Mucha gente hace suposiciones sobre las casas diminutas que no son necesariamente precisas, dijo Twitchell. Son hogares permanentes que tienen el “tamaño adecuado” para los residentes que viven allí. “Proporciona lo que necesitan a un costo que pueden pagar”, afirmó.

Twitchell observó similitudes entre el área atendida por Cass Community Social Services y el vecindario que rodea su propia iglesia en Toledo, donde reside. Al igual que muchas congregaciones urbanas, la Iglesia Metodista Unida de Monroe Street ancla un vecindario afectado por el deterioro, las casas dañadas y los lotes baldíos.

Su pastor, el reverendo Larry Clark, Ph.D., estaba buscando formas de revitalizar el vecindario de Monroe Auburn, en particular, una cuadra vacía adyacente a la iglesia donde casi todas las estructuras se perdieron por el fuego o fueron derribadas por otras razones. A través de los años. Clark, Twitchell y otros miembros de la congregación vieron a Bluff Street como una oportunidad para el ministerio y comenzaron a hacer viajes a Detroit para aprender cómo podrían llevar el concepto de casas diminutas a su comunidad.

“Queríamos que sucediera algo nuevo en un vecindario que no ha visto nada nuevo en desarrollo durante muchos años”, dijo Clark. “Tomar una calle vacía y reclamarla para vivienda tenía mucho sentido”.

Antes de que comenzara la construcción de las casas pequeñas, Bluff Street era una cuadra de la ciudad casi completamente vacía ubicada junto a la Iglesia Metodista Unida de Monroe Street.

Recibieron orientación de la reverenda Faith Fowler, directora ejecutiva de Cass Community Social Services, y autora del libro, "Tiny Homes in a Big City", mientras comenzaban a sentar las bases para un desarrollo similar en Toledo. Los planes iniciales contemplan la construcción de 20 casas diminutas en Bluff Street, y recientemente se completó el trabajo en las dos primeras. Los residentes se han mudado y se están realizando trabajos de cimentación en tres casas más.

Construyendo comunidad

Bluff Street Village  es parte de Monroe Street Neighborhood Center, una organización sin fines de lucro que opera en la Iglesia Metodista Unida de Monroe Street y brinda alimentos y otros servicios a la comunidad.

“Este es un proyecto de empoderamiento para personas de bajos ingresos, personas que a menudo nunca han tenido la oportunidad de generar ningún tipo de capital”, dijo Clark, el director del proyecto. “En los Estados Unidos, la forma principal en que las familias generan capital es a través de la propiedad de vivienda”.

Las solicitudes para las casas están limitadas a personas que ganan menos de $18,000 al año, y los inquilinos se seleccionan según el historial residencial, la preparación financiera y las referencias personales. El alquiler es de $400 al mes durante siete años, al final de los cuales el inquilino adquiere la propiedad de la casa.

Para asegurar su éxito, los inquilinos se reunirán con un administrador de casos y asistirán a talleres sobre propiedad de vivienda, finanzas y más. Todos los residentes también deben ser voluntarios en el vecindario, y eventualmente desarrollarán una asociación de propietarios de viviendas para establecer las reglas para Bluff Street Village.

Un artista representa como se verá Bluff Street en Toledo una vez que se complete la construcción en el desarrollo de 20 casas pequeñas.

“Durante el tiempo que están alquilando, están construyendo una comunidad”, señaló Twitchell, miembra del comité de planificación del proyecto. “Creo que eso fue lo que realmente nos atrajo del modelo: fue una oportunidad para que un vecindario realmente se reconstruyera y pudiera crear una comunidad mediante interacciones entre los vecinos y que tuvieran algo que decir en el proceso de desarrollo.”

Un modelo para la sostenibilidad

A principios de este año, se aprobó una propuesta de subvención escrita por Twitchell y Bluff Street Village recibió $200,000 de parte de Lowe's a través de su iniciativa 100 Hometowns. Además de financiar la construcción de una casa diminuta, el dinero se está utilizando para renovar una gasolinera abandonada hace mucho tiempo detrás de las casas y convertirla en una biblioteca de préstamo de herramientas.

Las casas diminutas no tienen mucho espacio de almacenamiento, explicó Twitchell, y puede ser difícil para los residentes de bajos ingresos pagar todas las herramientas necesarias para el mantenimiento. La biblioteca de préstamo de herramientas aliviará esos desafíos y será un recurso para todo el vecindario.

Todas las casas en Bluff Street tienen una superficie de 400 pies cuadrados y son accesibles para discapacitados con un espacio que incluye una cocina grande, sala de estar, dormitorios combinados y un baño. También tienen porches delanteros y traseros.

Una vez que se haya reconstruido Bluff Street, los patrocinadores del proyecto prevén que se podrían construir más casas pequeñas en lotes baldíos dispersos por todo el vecindario que son demasiado pequeños para las casas tradicionales construidas de acuerdo con las regulaciones actuales. Twitchell dijo que las casas diminutas son una victoria para la ciudad porque la tierra vuelve a estar sujeta a impuestos, una victoria para la comunidad porque crea un nuevo espacio para vivir y una victoria para los residentes que pueden convertirse en propietarios.

“Veo esto como un modelo real para que mas ciudades puedan usarlo”, dijo Twitchell.



Cuotas:
Secciones
Inicio
Suscribir
Buscar