Lider hispano de Detroit inaugura congreso de líderes latinos en la capital del país

¿Por qué estamos aquí? es la pregunta a la que han tratado de responder los invitados a la rueda de prensa en la previa del Congreso de Pastoral Hispana en Estados Unidos “Raíces y Alas”: Elisabeth Román, Antonio Guzmán y Mons. Jorge Eduardo Lozano. (Foto cortesía del CELAM)

Antonio Guzmán junto con el secretario general del CELAM y la coordinadora nacional del evento dan la patada inicial de Raíces y Alas 2022

WASHINGTON, DC- Por sexta ocasión, la National Catholic Council for Hispanic Ministry (NCCHM), organiza el Congreso Nacional Católico de Pastoral Hispana “Raíces y Alas”. Este se está llevando a cabo en Washington DC del 26 al 30 de abril.

Los liderazgos de las principales instituciones relacionadas con la Pastoral Hispana en Estados Unidos se reúnen en el Congreso que este año tiene el lema “Voces Proféticas, ser puentes para una nueva época”.

Elisabeth Román, la coordinadora del evento y presidenta de la NCCHM comenzó la presentación dando una panorámica del evento, resaltando como el miércoles 27 de abril habrá una visita al Capitolio, donde los asistentes se reunirán con sus representantes estatales. También el obispo Dorsonville, encargado del comité de migración para la Conferencia de Obispos de Estados Unidos, estará guiando una oración frente al edificio donde los congresistas legislan pidiendo que haya un sentido más cristiano a las leyes migratorias del país.

Elisabeth Román, presidenta del National Catholic Council for Hispanic Ministry y coordinadora general del congreso “Raíces y Alas” (Foto tomada del sitio web de NCCHM)
Elisabeth Román, presidenta del National Catholic Council for Hispanic Ministry y coordinadora general del congreso “Raíces y Alas” (Foto tomada del sitio web de NCCHM)

“El evento busca promover el ministerio pastoral hispano en el país”, compartió Elisabeth sobre el Congreso. Todo dentro de un ambiente de diálogo entre generaciones, por eso el nombre de Raíces y Alas; estando íntimamente unido con el espíritu del camino sinodal impulsado por el Papa y también se une con el esfuerzo que se ha estado llevando acabo en Latinoamérica y el Caribe con la Asamblea Eclesial.

La Arquidiócesis de Detroit, presente

El coordinador del Ministerio Hispano de la arquidiócesis, Antonio Guzmán, fue quien representó al liderazgo hispano joven en la presentación del evento con los medios de comunicación junto con Monseñor Jorge Eduardo Lozano, secretario general de la CELAM y Elisabeth Román, organizadora de Raíces y Alas.

En su intervención, el líder de 28 años presentó el proyecto de “La Década Juvenil”, el cual se enfocará en la formación del liderazgo juvenil para insertarlos en las estructuras eclesiales. Serán: “Diez años para crear redes de jóvenes en Estados Unidos, estar en todas las esquinas del país para estar bien representados”, comentó Antonio al presentar el programa.

“Personalmente pienso que si puedo trabajar junto con aquellos que ya caminaron antes podré hacer un mejor trabajo tanto para la Iglesia como para la sociedad”, dijo Antonio sobre el enfoque que tiene este evento en donde se busca aprender de todo lo que han hecho los líderes católicos y de las raíces que han sembrado y trabajar con los jóvenes liderazgos.

“Tenemos una gran responsabilidad como jóvenes para que la Iglesia siga operando. Somos una pieza muy importante en el rompecabezas. Pueden ser esas nuevas alas para impulsar la misión de hacer discípulos de todas las naciones”, compartió el coordinador del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Detroit.

Foto referencial. Crédito: Fernando Meloschik via Cathopic
Foto referencial. Crédito: Fernando Meloschik via Cathopic

Durante la pandemia, por ejemplo, los jóvenes esenciales para poder salir adelante como Iglesia con todos sus talentos tecnológicos. Por eso Antonio hace la invitación a poner sus dones al servicio de la Iglesia, y reafirma que, “Tanto las raíces como las alas son muy importantes. No se puede solo con la experiencia sin nuevas alas. Es una carrera de relevos, tiene que saber pasarse o transmitirse la batuta para que las cosas sigan pasando y no volver a empezar desde cero”.

Latinoamérica y Estados Unidos, unidos

Monseñor Lozano por su parte esta misma línea afirmó que, “Hemos venido a reunirnos el pasado, el presente y el futuro. La gran mayoría de los presentes en el país han nacido en Latinoamércia y el Caribe. No solo han nacido estadísticamente, sino han nacido en la fe, el bautismo. Y, aún estando acá en Estados Unidos, los seguimos considerando como nuestros”, siendo esta la gran razón por lo cual se encuentra el liderazgo del Consejo Episcopal Latinoamericano presente en este evento.

“Nos alegra percibir la visión evangelizadora y de alguna forma los vemos como enviados de nuestras Iglesias para estar acá. Nuestra presencia es una manera de escuchar, alentar y estar atentos a como ven las realidades y los desafíos”, porque así como algunos hermanos latinos llegaron décadas, compartió monseñor Lozano que “muchos otros vienen llegando y se suman a la Iglesia en Estados Unidos.

Por otro lado, comentó Monseñor Lozano, en la Asamblea Eclesial Latinoamérica se tuvo su espacio importante del liderazgo hispano de Estados Unidos donde cerca de 70 personas han participado.

Foto referencial: Monseñor Jorge Eduardo Lozano (C) Conferencia Episcopal De Chile
Foto referencial: Monseñor Jorge Eduardo Lozano (C) Conferencia Episcopal De Chile

“Hay varios sacerdotes de nuestros países de Latinoamércia y el Caribe que ejercen su ministerio en Estados Unidos. Algunos vienen por razones de estudio o de trabajo, temporalmente y aquí han sentido su vocación y se quedan. Otros, han sentido un llamado misionero de venir a acompañar comunidades”.

También hay un contexto formal de colaboración eclesial desde el Sínodo de América convocado por San Juan Pablo II hace más de veinte años que tiene reuniones recurrentes, “Cada dos años tenemos un encuentro de trabajo entre CELAM y USCCB donde abordamos temáticas particulares que tienen que ver con los desafíos del continente en su conjunto”, comparte Monseñor Lozano.

Y concluyó el secretario general del CELAM diciendo como, “La idea es ver cómo desde las experiencias de fe eclesiales podemos ayudarnos mutuamente y como desde Latinoamérica y el Caribe nos podemos comprometer con la Iglesia de Estados Unidos.

En la capital del país estos son días de diálogo, de oración, de compromisos, de alianzas y de plantear juntos como caminar hacia una pastoral hispana fuerte en la Iglesia de Estados Unidos.



Cuotas:
Secciones
Inicio
Suscribir
Buscar