Durante el domingo 10 de enero, Solemnidad del Bautismo del Señor, numerosos mensajes circularon en diferentes redes sociales y en blogs advirtiendo de un “histórico” apagón en el Vaticano y la detención del Papa Francisco. Sin embargo, todas esas informaciones son falsas: ni se produjo ningún apagón en el Vaticano ni el Pontífice fue detenido.

Aunque las teorías que se han podido leer sobre estos supuestos hechos son numerosas, la más extendida es que el Papa habría sido detenido por la policía italiana por, entre otros supuestos delitos, haber conspirado en las elecciones norteamericanas. El apagón habría sido provocado para ocultar la operación policial.

El origen de toda esta cascada de noticas falsas se encuentra en el blog “Conservative Beaver”, medio que suele publicar toda clase de teorías de la conspiración y que comenzó a difundir la noticia de que “militares y policías italianos, y sus unidades de crímenes sexuales, acudieron a la residencia del Papa en el Vaticano y lo arrestaron a él y otros altos oficiales”.

Según esa noticia falsa, el Papa se encontraría en prisión a la espera de ser interrogado por agentes federales de Estados Unidos en colaboración con la policía italiana y la Interpol.

Uno de los argumentos principales para apoyar esta teoría es la ausencia del Papa Francisco en al tradicional Misa de la Solemnidad del Bautismo del Señor celebrada en la Capilla Sixtina del Vaticano.

Este argumento es fácilmente desmontable. En primer lugar, como anunció la Sala de Prensa del Vaticano el pasado 5 de enero, la Misa de la Solemnidad del Bautismo del Señor, en la que el Papa suele bautizar a algunos niños, se canceló como medida para evitar contagios de coronavirus.

Por lo tanto, efectivamente, el Papa no presidió la Misa ya que estaba cancelada desde hacía casi una semana debido a la pandemia.

Sobre el hecho de que el Papa hubiese sido detenido, se trata de una burda mentira incluso más fácilmente desmontable, teniendo en cuenta que el Santo Padre presidió, como cada domingo el rezo del Ángelus desde el Palacio Apostólico del Vaticano.

De hecho, durante el rezo del Ángelus, el Santo Padre recordó que no pudo celebrar los bautismos en la Capilla Sixtina, “como suele ser habitual. No obstante, deseo igualmente asegurar mi oración por los niños que estaban inscritos y por sus padres, padrinos y madrinas, y las extiendo por todos los niños que en este período reciben el Bautismo. Reciben la identidad cristiana, reciben la gracia del perdón, de la redención. ¡Dios bendiga a todos!”, fueron las palabras del Papa.

En cuanto al supuesto apagón, quizás el elemento de esta historia más difundido en las últimas horas en las redes sociales, los defensores de la teoría de la detención difunden un video de la cámara fija de la Plaza de San Pedro que emite 24 horas en el canal de Youtube de Vatican Media.

En el video se ve, efectivamente, la iluminación del Vaticano y, de repente, la imagen se funde casi a negro, quedando únicamente la iluminación de las farolas de la plaza y, curiosamente, la estrella de Belén que corona el árbol de Navidad instalado en el centro de la plaza.

La respuesta a este “fenómeno” no hay que buscarla en la iluminación del Vaticano si no en la cámara que está grabando ya que lo que se ha producido es una subexposición de la imagen. De hecho, en el mismo video se puede ver que las luces de la Basílica de San Pedro no están apagadas, sino que se ven de forma muy tenue.

Incluso las luces que se ve claramente que están encendidas, las farolas y la estrella, se subexponen notablemente en ese momento sin llegar a apagarse, al igual que sucede con las luces del templo.

Se trata de un hecho habitual y que dura toda la noche. Sin ir más lejos, cualquiera que haya consultado la emisión en directo de esta noche del 10 al 11 de enero podrá haber comprobado que de nuevo la cámara se subexpone hasta casi fundir a negro, y que la imagen se mantuvo así toda la noche.

En resumen, se trata de un bulo o, si se prefiere, un fake news: ni se ha producido ningún apagón en el Vaticano, ni el Papa Francisco ha sido detenido.