Suman 17 centros provida atacados desde que se filtró posible fin del aborto legal en EEUU

Imagen referencial | Crédito: Foto de cottonbro - Pexels

Desde que se filtró borrador de la Corte Suprema que confirmaría el fin del aborto legal en Estados Unidos, al menos 17 centros de ayuda al embarazo, casas de maternidad y otras organizaciones provida del país han sido atacadas por grupos promotores del aborto.

El más reciente de los ataques de vandalismo, informó Daily Mail, ocurrió el lunes 13 de junio cuando desconocidos incendiaron la oficina del parlamentario Andrew Barkis, republicano que representa a Olympia en la legislatura del estado de Washington D.C.

No hubo heridos, y nadie se ha atribuido la responsabilidad hasta el momento.

La semana pasada, en Buffalo, Nueva York, los atacantes pintaron con aerosol el eslogan “Jane estuvo aquí” sobre las paredes del edificio del centro provida CompassCare Pregnancy Services, posiblemente refiriéndose al grupo proborto “Jane’s Revenge”.

Se llevaron a cabo ataques similares en Washington D.C. el 3 de junio y en Madison, Wisconsin, el 8 de mayo.

También ha habido múltiples ataques en Texas y Oregón. Al menos 10 estados se han visto afectados.

Pero no solamente la propiedad ha estado en peligro. El 8 de junio un hombre armado, amenazó con matar a Brett Kavanaugh, juez de la Corte Suprema de Estados Unidos.

El sujeto fue arrestado cerca a la casa del magistrado y fue acusado de intento de homicidio.

El lunes 13 de junio, dos obispos emitieron una declaración en la que pedían la acción del gobierno para detener la violencia.

“Desde la filtración del borrador de opinión en Dobbs vs Jackson Women's Health Organization (el caso que revertiría Roe vs Wade), las organizaciones benéficas que apoyan a las madres embarazadas necesitadas y las organizaciones provida han sido atacadas y aterrorizadas casi a diario, e incluso las vidas de los jueces de la Corte Suprema han sido amenazado directamente”, señala el comunicado del Cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York, y del Arzobispo de Baltimore, Mons. William E. Lori.

“A la luz de esto, instamos a nuestros funcionarios electos a tomar una posición firme contra esta violencia, y a nuestras autoridades policiales a aumentar la vigilancia para proteger a quienes corren mayor peligro. Agradecemos a quienes ya lo han hecho y los alentamos a continuar”, prosigue el comunicado.

Se han producido al menos 139 incidentes en 35 estados y el Distrito de Columbia desde mayo de 2020. Los incidentes incluyen incendios provocados, estatuas decapitadas, extremidades cortadas, aplastadas y pintadas, lápidas desfiguradas con esvásticas y lenguaje anticatólico y banderas estadounidenses junto a ellas quemadas, y otros de destrucción y vandalismo.



Cuotas:
Secciones
Inicio
Suscribir
Buscar